2 de diciembre de 2013

Hasta luego Gremlin.




El día que se murió Chanquete, aquel día, supe lo que era nadar en un charco de lágrimas, supe lo que ahogaba el dolor reprimido, lo que era un amigo tras la pantalla, lo triste que me ponía aquella sevillana y lo que era peor... de cómo se cargaba la magia el príncipe de cabellos dorados con aquellos sollozos...no te digo ná cuando lo volví a ver en El Comisario.

El viernes pasado, mientras releía mis entradas como buena egocéntrica, el mejor de los chivatos jamás inventado, mi blogroll, me avisaba subiendo a la cima de las recientes actualizaciones la que sería, pausa de dolor, la última entrada de la Gremlin, sí, la de la tecla fina y afilada que no dejaba títere sobre cabeza, trol sobre moco o Estivill sobre el espanto de una buena madre.

La desazón que me embargaba, conforme avanzaba mi aturdida vista hacia el final de aquel inesperado post, me dejaba tan helada como el primer comentario que me llegó de ella:

 "Almax rima con Antrax!! Lo del Antrax te da para un ataque químico espacial en la próxima entrega. Por lo menos." 


Así cualquiera ¡¡¡si era boticaria!!! 


Atrás queda una época, cuyo actual ambiente ya notábamos enrarecido las viejas del lugar, dejando el pabellón bien alto...nunca más un 15J tendrá un HT más laureado; repleto de sábados de ruta por la capi; distinguiendo a las trendy de las trendynopuedo;  de distinguir espécimenes del parque según estampado elegido en la capota del carrito del niño...incluso el de toule de jouy; y de ilustrar (de hacer ilustre) un Gremlin mejor que Joe Dante en sus dos pelis.

Aquí quedamos (con ese vacío que deja el bloguero que se va) las nuevas, las viejas, las que resisten, las que aburren, las que simplemente escriben, las raras, las normales, las frikis, las que entretienen, las que educan, las que se van y vuelven....esperando que alguna anécdota, alguna historia haga, al Gremlin que ya come, volver.


Y si ella se va con una jota...yo la despido con una sevillana (y que conste que elijo el videoclip de Chanquete porque estoy pesarosa...en otra ocasión pongo el que me ha hecho reír hasta el punto Conchita Velasco).

Va por usted, G R A N D E!!




27 de noviembre de 2013

La madre creativa.


Cuando un profesor manda a casa un trabajo manual sabe, LO-SA-BE, que está despertando en las madres un volcán aparentemente en letargo, llamémosle Vesubio, peligroso y devastador con sus ardientes lenguas de creatividad.

Sí, algo enfermizo queda en muchas madres que ven en esas manualidades, una forma de expresar vía infante, cartulina y glitter las lavas de su buen hacer, evitando así que le haga úlcera.

A la historia me remito, ya que mi madre también expresó sus fueros geniales a través de la marquetería o de los cuadros de arroz pintado, que esto viene de lejos...pero hoy en día hay una peligrosa arma que hace que una madre no solo haga brotar su graciosa creatividad, sino que utilice la mayor herramienta mostradora de ingenio más competitivo y rápido jamás usado...el grupo de whatsapp del cole.

Sí, ahora una madre que se siente hacendosa, genial y brillante, no solo le hace el trabajillo al niño...además, con alevosía y mala sombra para las otras congéneres con menos inventiva, lo hacer posar con el trabajo en la mano y lo manda al guasap grupal. Ese en el que además de colgar fotos guarras, chistes malos, y lluvias de emoticonos, demuestran tener  un control total sobre todos y cada uno de los cumpleaños de las madres, además del santoral de varias religiones incluida la católica y felicitar a quien corresponda, intentado SIEMPRE, como gran madre competidora que es, ser siempre la primera y la más original.

Esa madre, cuando se acuesta después de haber hecho el trabajo al niño, de equivocarse adrede para darle un toque infantil al elemento, de hacer colaborar al niño poniéndolo a contar lentejuelas y elegir el color del fieltro, pese a que luego ELLA, su buen hacer y su impecable combinación cromática lo corrija más tarde, posa su chisposa testa sobre la almohada, consciente de haber "ayudado" a su niño y ser la envidia del grupo.

Ayer mis hijas trajeron una galletita de cartón para que se decorara. Comprometida en mi propósito de Año Nuevo "No hacer los trabajos manuales de mis hijas", me dispuse a mostrar materiales y combinaciones mil, sabedora que cualquier botón no ganaría la batalla a un buen bote de purpurina. Agüé mi Vesubio en erupción y lo dejé hacer mella en mi sufrido estómago...hasta que uno de los CUATRO grupos de whatsapp grupales del cole en el que, de forma cobarde me mantengo, empezó a sonar mostrando las virguerías que otras madres habían creado...

¡Arde Pompeya!! YO, considerada por mi misma el ser más creativo de esta santa casa, la genial persona que creo el disfraz de Pou Diabólico para Halloween para toda la familia (consiguiendo un toque mierda con ojos para mí y ¿patata? asada para mi marido) había dejado que mis vástagas mancharan con un pegamento que no pegaba la cartulina, me llenaran el suelo de la cocina de destellos azules de por vida y la siguiente... y lo que es peor, me sentía arrasada...mala madre.

Mañana, pese al tic que aflora en mi ojo, mis hijas llevarán sus galletas con la tranquilidad en mi conciencia (esa que no ha quemado el truhán de mi Vesubio creador) que lo han hecho ellas. ¡A mí un nuevo año! ¡A mí un nuevo propósito! ¡A mí un móvil sin whatsapp!


11 de noviembre de 2013

La segun.


Los Chichos.

El del medio de los Chichos, a mí, no se me ha aparecido en sueños, pero ser la del medio, es posible, que haya sido la mayor de mis pesadillas.

A ver, ser "el del medio" es duro y no en todos los casos es igual, se mide y gradúa por hermanos compartiendo la misma posición  (el del medio de tres no es igual que los del medio de cuatro y sucesivos) y por variedad de sexos en el escalafón a ocupar, no será los mismo ser la del medio de tres hermanos o al revés que el/la del medio de tres mozos/as, respectivamente. En esta entrada de hoy os lo voy a explicar...si es que la infinita desazón de ocupar mi puesto de mediana y la dificultad para hacerme entender me lo permite.

La del  medio de dos mozos será siempre "la niña"; el del medio de tres niñas será el tesorete de mamá, la del medio de un niño y niña será la mayor de las niñas o al revés...pero ser la del medio de tres chicas (mi caso) te lleva, de por vida, a una continua búsqueda de identidad, de buscar tu lugar en tu mundo (leáse familia), de intentar tener voz...o por lo menos que se te oiga, y de que siempre te presenten de la misma manera: Es mi Yolandica...la del medio (como si este dato fuera imprescindible para el interlocutor) que siempre contestará con un "Ah, la del medio" (importándole un pimiento).

Ser la del medio de tres chicas o chicos, implica, que eres el grano en el culo, la cojonera, la enemiga, la chillona, la nota. Te pelearás a dos bandas, con la mano izquierda zurrarás a la adorada y responsable hermana mayor, y con la derecha pellizcarás a la consentida de la pequeña, ser la archienemiga de ese dúo fuerte de lazos indestructibles que formará la mayor y la pequeña...y lo que es peor, estar en medio de la pelea y ser el centro de todas las riñas.

Si hay alguna ventaja en ser "la del medio" es que te curte...a hostias y a independencia en el paralelo mundo de el "del medio", lo que viene siendo el mundo de las hostias.

La segunda aprende a competir desde que le destronan de su papel de chiquitita, siempre demasiado temprano para asumirlo. Los del medio tenemos el agrio triunfo de una plata, de ser subcampeón...ni disfrutas los laureles del oro, ni la alegría del bronce por estar en el podio.

Pero ser el "del medio" une, con otros "medianos" claro y llegaremos SIEMPRE a la misma conclusión, qué difícil es ser "el del medio de los Chichos...o de las Chichas". 

Y tú...¿qué opinas?...¿Piensas que hay aún hay un lugar peor?...No te cortes, compártelo en Babia.



Entrada inspirada por este genial post de La Tigre.

17 de octubre de 2013

Plie, gran plie y relevé.

Y así lo recuerdo yo...

Este año hemos empezado con las extraescolares...de las serias, de las que crean afición, de las que requiere desplazamiento en coche y horas muertas esperando (con el peligro de pasar por Amancioland y descuadrar las cuentas)...este año vamos a ballek.

Sí, acabamos de empezar y ya estamos ensayando la función de Navidad que será, atentas señoras, en la Gran Manzana.

Según Berrinches, y no le contradigan que es de fácil ídem, la función de ballek la harán en la Gran Manzana...

-Cariño, ¿no será en el Gran Teatro?
-Noooo (berreado, of course), en la Gran Manzana!!!!

Y sabéis qué os digo...que si hay que ir, se va y punto.


Mientras las espero recuerdo, porque está grabado a fuego en mi borreguil memoria, mi época de danzante, allá cuando una era infante y tenía la ilusión de ser contorsionista, milagrito de dios mediante.

Cuando era niña, pensaba que las medias, el mallot (porque sólo tuve uno) y mis super bailarinas harían que por una puñetera vez en la vida mis rodillas tocaran suelo mientras hacía la mariposa...o que mi pierna alcanzara los 90 grados de inclinación, paralela y pegadica a mi oreja y que acto seguido, en un grácil salto en el que cruzaba y descruzaba tres veces tres las piernas, cayera al suelo en una apertura en diagonal de piernas tan perfecto como nada doloroso.

Está de más decir que no lo conseguí...pero lo aclaro por si hay algún iluso en la entrada.

No me borré porque para fin de curso preparábamos un baile y vestiríamos unas faldas de raso y tul que quitaban el sentío...y para qué negarlo, porque tengo más moral que el alcoyano...y aun a veces, sueño con hacer la voltereta lateral. En días de sueño tonto, hasta con hacer el pino puente.

Porque no, nunca jamás, he podido dar una voltereta sin tener el convencimiento que mi cuello se partiría en cuatro...o en cinco si es menester.

Sí queridos lectores, soy la niña a la que le dolía la barriga cuando hacía gimnasia, fui la niña a la que le temblaban las canillas cuando veía una colchoneta en el gimnasio, por no nombrar al potro y a la madre que lo parió, que debió ser la yegua.

Gracias a los genes, mis hijas han heredado una gracilidad en los movimientos que evidentemente viene por vía paterna, al que no me imagino en mallas y tutú, pero qué narices, de él lo han heredado.

En próximas entradas, contaremos el devenir de los ensayos y los nervios maternales ante el debut de las bailarinas de ballek.



9 de octubre de 2013

El retorno.


Después de cinco semanas y un día de haber puesto fin a mi enajenado estado de holgazanería sin igual, que vagamente recuerdo entre nebulosas de olvido, y por tanto, de haberme zambullido a lo Esther Williams, enseñando dientes, en las profundidades del estrés postvacacional, que una sufre como buena exagerá, desde una semana antes de incorporarme al currele, decido, ea, dar por concluido mi parón bloguero y desenfundar mis gráciles dedillos, a la par que desempolvo teclas y rincones en el cerebelo, quién sabe, quizás sin explorar.

En mis vacaciones, puedo asegurar y aseguro que he sufrido el "Mea Burro Filius" en Re mayor hasta el punto de la locura más loca jamás padecida, que hasta mi ociosa paciencia ha dudado en volver a lo grande, a lo increíble Hulk, rasgando vestiduras y apretando dientes. Pero si algo me propuse al principio de mis deseado asueto estival fue ponerme verde de indigestión y no por una pérdida súbita de mi sereno y escaso temple.

Así pues, me he dejado llevar, cual alga de las profundidades marinas que baila con las mareas, por los variables estados de ánimo de mis pequeñas, que pasaban, allá en lo alto del ánimo mañanero de un "esto es lo más guay" o incluso "mamá eres la mejor" a un "mea burro" o un "eres la peor madre", mientras permanecía anclada en las raices de mi sereno propósito...con mi querido y fiel tic ocular aflorando.

Ya os contaba en otras entradas cómo, desafortunadamente, el idiota de las series americanas estaba haciendo mella en las cabecitas de mis hijas, razón por la que, en un alarde de fuerza sacado de lo más profundo de mi desgana, he prohibido por siempre jamás ver series-tontas, hecho o veto que me ha hecho perder popularidad y cariño en mis retoñas a la par que, como toda prohibición, ver de estraperlo a la montana y demás engendros de factoría, allá en casa de las abuelas, haya sido aún más interesante y molón que nunca jamás. Nota: para entradas posteriores, hablar de Violeta, vaya que no.

Hablando de mellas, mis hijas se han despaletado de forma natural, y de momento, y hasta que el incisivo superior dé la cara, vivimos en un temor continuo a que un diente titánico y espectacular selle tremendo hueco, porque iríamos directos al guinness de las paletas, de dientes evidentemente, las otras se encuentran en cuatro o cinco programas de la parrilla televisiva, en plena manifestación del lema patrio, "Dame pan y dime tonto".

Quede aquí reinaugurado mi regreso y pendiente por contar el inicio de curso y de ciclo, rememorando el momento graduación de infantil, fenómeno jamás contado en este blog y que prometo hacerlo, tan pronto como me recupere de aquella sin igual experiencia...

Mi estrés y mi nivel neuronal está inversamente proporcionado, por lo que, ah queridas colegas y demás lectores ocasionales que todavía osáis a pasar por el desierto de Babia, no prometo naica, ni un post semanal, ni mensual, ni trimestral... a la porra el SEO, el posicionamiento y la frecuencia regular de publicación...prometo un post cuando la locura me ciegue y necesite un rincón de desahogo.

Sed bienvenidas de nuevo a Babia y quede reinaugurado, ele.



18 de junio de 2013

La Mari Cela


Visto aquí

Berrinches desde la ventana del salón de mi casa, una tarde cualquiera de hace dos semanas:

-Candelaaaa!!! no puedo bajarme a la calle porque tengo la Mari Cela.

Y no le corregí el palabro. Porque solo tuvo un grano y este bien merecía un nombre. 

La Mari Cela no ha dejado indiferente a nadie. Esta invitada especial, alojada tras la oreja, provocó que la anfitriona se quedara sin colegio tres días más fin de semana. La misma que generó visitas de compañeras de colegio que querían tener de invitada especial a Mari Cela y la misma que, entre otras personas, pensaran que en lugar de un grano variceloso teníamos la peste, evitando no solo la presencia de la hospedadora de tan simpático granito, que yo también lo hubiera hecho, sino acercarse a la puerta del cole porque allí estaba el nicho vírico.

No creo que exista ser viviente en un kilómetro a la redonda alrededor de Berrinches al que no le haya mostrado la señora Cela. Popular fue, de eso se encargó su anfitriona, que apunta maneras de representante de artista, solo que en vez de hija coplista tiene grano con nombre.

En mi ignorante reflexión de aquel fin de semana llegué a pensar, y esto ya tiene mérito, si una enfermedad que es mejor pasarla de jovenzuelo a adulto, no sería mejor pasar el trance granoso, antes que después, ya que visto y sufrido, la vacuna contra la varicela no ha hecho más que suavizar los síntomas, en nuestro caso, pero no el hecho que la pueda pasar nuevamente y esto me lleva a otras preguntas en cadena:

¿De qué narices me ha servido vacunarlas contra la varicela? ¿Podrá mi hija volver a pasarla pero de manera más virulenta? Y si es mejor que lo pasen de pequeños...¿Por qué narices te aislan en casa?

Entiendo que si un niño está con fiebre o con granitos incómodos deba quedarse en casa porque se encuentra mal...pero si está feliz con Mari Cela detrás de la oreja, y esta es una de los mejores huéspedes que se haya podido albergar, que ni pica ni se hace de notar...¿tiene sentido alguno el aislamiento? Pero si yo toito te lo consiento, pero yo a ti, Mari Cela, te encontré en el calle...o en el cole.

Por lo que os pregunto aquí, desde este blog de minorías estupendas para que me deis vuestra opinión. Todos amamos con locura a nuestros hijos y no queremos que lo pasen mal, pero si la vacuna contra la varicela no quita el riesgo a que puedas contagiarte,  sino que es mejor para la comunidad y disminuye su "virulencia" tras el contagio, y esto lo escribo con todas las dudas que soy capaz de generar por segundo... ¿por qué no son obligatorias en el calendario de vacunación?

Hete aquí que abro debate por primera vez en Babia:

Vacuna SÍ- Vacuna NO
Fiesta de la Mari Cela SÍ- Fiesta NO

Pasen y opinen. Es gratis.

10 de junio de 2013

I Encuentro de Madres Blogueras

Que levante la mano quien quiera estar la primera en el ránking: "Yooo"


El viernes 7 de junio a las 23:30 tras mi último arrebato quesí-queno-quecaiga-unchaparrón decidí entrar a la página de Renfe y comprar los billetes que me llevarían al 8J, bueno, al 8 de junio me conduciría la vida fuera o no en tren, me refiero al I Encuentro de Madres Blogueras.

A esa indecente hora, billete en mano, me di cuenta que no sabía qué me pondría, qué bolso portearía y dios mío, mis uñas estaban horribles!! Drama de primer grado, lo sé.

La tarde que había reservado para comprar bolso cómodo y ropa chula la había consumido en divagaciones tan absurdas como cansinas. Por lo que, a esa hora fui consciente que no contaba con el atuendo adecuado...además de tener la manicura sin hacer, insisto.

Daba igual,  las ganas de ponerle voz a mucho rostro, y de ponerle cara a más de un avatar me pudieron y preparé mi bolso Mari Poppins en el que bien podría haber pasado la noche en él metida junto con un cargamento indecente de Paquitas, cargador de móvil, mi tablet sin tarjeta sim y un sinfín de cosas más, tan pesadas como inútiles.

 A la imprudente hora de las 2:00 me di cuenta que no me había hecho manicura y decidí pintarme las uñas para acostarme acto seguido. Resultado: Uñas rojas-mate con bonito efecto brocado-pelillo-de-manta.

El brillo y el resto de color debe estar en el muletón de entretiempo que cubre mi orondo cuerpo toas las noches de primavera, al que me agarré como si no hubiera un mañana, entre otras cosas porque casi lo era, soñando con Madrid y pesadilleando con la hora del despertador, 5:30.

Camino a la capi, allá por Albacete, mientras desayunaba al compás del chacachá, en pleno sorbo cafetero y con la mirada fija en el infinito de los campos verdes de la Mancha, vi mi reflejo en el cristal, y con toda la delicadeza que estas palabras pueden dar, me dije:

-Hostias...si parezco una  dependienta del corte inglés.

Sí, con la emoción y la lagaña prendidas había escogido la indumentaria más poco acertada jamás elegida, pero primaveral iba, que si de algo es rey ECI es de la estación de las flores.

Me daba igual, Paquita lucía en mi solapa, y eso era lo que quería.

Llegar a Madrid sabiendo que Maca me acompañaría en el metro me templó los nervios y me dejé llevar con toda confianza por las entrañas de la capital.

Cuando llegamos al matadero, el amo del calabozo había cerrado las puertas, y yo, que desconocía cómo se las gastaba el orco de los mocasines blancos, le pedí que abriera las puertas del reino del blog maternal. Y al entrar allí, respire profundamente y me sentí feliz, parte de mi TL y de mi blogroll estaba allí sentado con sus mejores galas. Frikismo en estado puro corría por mis venas.

El día fue inmensamente corto e intenso. Poder disfrutar, aunque fuera poquito, de personas con las que compartes ratillos robados al día, a las que admiras por muchas cualidades, como constancia, inteligencia, perseverancia, exquisita redacción, ser una crack e incluso por la soberbia más magnánima, cual de todas más encantadora, hizo de mí, una muchacha provinciana, la más happy flower del lugar. Aunque me quedaron muchísimos avatares por desvirtualizar, me lo reservo para la próxima.

Del acto falté a lo que más necesita Babia, un poquillo de SEO, una pizca de remonísitud  y un sinfín de secretillos más que espero desvelen las que sí pudieron quedarse, para tomarme dos tazas y lograr estar entre la primera centena. No pido más.

El resto del día gocé pa mí toa de dos AMIGAS que me ha regalado mi estancia en el 2.0, en la comida y café, GRACIAS CHICAS, oj kiero mazo ;)

Sin duda un día inolvidable gracias al buen hacer de Madresfera.





31 de mayo de 2013

TWO

Concursantes que optan a #PaquitaCrochet
Por fin llegó el día!!

Hoy cumple este humilde blog  DOS añazos y no veo mejor forma de celebrarlo que mostrar con todo mi orgullo, quién ha participado en el concurso para ganar la fantástica Paquita de crochet.

La ganadora la escogéis vosotros. Tan fácil como pasar por la página de facebook del blog, aquí os dejo el enlace y dar un peaso Me gusta a la Paquita que os guste más, por las razones que os parezca en el momento que lo hagáis, ea.

Podréis votar hasta las 23:59 del domingo 2 de junio y el escrutinio será inmediato, quien más Me gusta logre ganará a... Paquita Crocheteada!!! tiramos la casa por la ventana en Babia.

Gracias a TOD@s por hacer posible llegar al TWO a este simulacro de blog y nos leemos por estos lares dospuntocerenses para seguir contándonos cosicas.

Y en primicia...algo está por cambiar en Babia...




27 de mayo de 2013

Buscando a Paquita desesperadamente. CONCURSO.


¿Quieres esta fantástica Paquita Cuchillos?
Enhorabuena, porque ahora es el momento. Estamos de concurso en Babia.

¿Por qué?
Porque el próximo 31 de mayo este blog cumple DOS AÑOS!!!

Pero ¿Quién es Paquita?
Paquita es una señora con superpoderes, fanática de la ganga y la ocasión, que tiene como principal enemiga a la Krisis y luchará contra ella en pos de la justicia del pueblo.
Tienes todos sus episodios en Mis temicas de la derecha. Pincha en Paquita.

La quiero...¿Cómo puedo concursar?
Muy fácil. Vamos a reírnos de la Krisis. 
Saca tu lado creativo y fotografía la Paquita que hay en ti, o en tu gato, tu vecina, tu amiga Mari Puri o con todas tus amigas...en lugares Paquita's, tales como la cola del paro, bancos, supermercados....o en situaciones de lo más Cuchillos. 
Si temes por tu identidad y tu sentido del ridículo, don't worry...las mejores Paquita posan de espaldas.

Ya tengo la foto, ahora ¿qué hago con ella?
Ahora tienes que publicarla en la página de facebook de la de Babia, y la del clavel reventón compartirá en su muro. Las compartiré el mismo día que la subáis.

Vale muy bien pero, ¿quién gana?
Gana el que obtenga más Me gusta en su foto. Por eso, cuanto antes subas tu foto más posibilidades tendrás. saca tu artillería persuasoria e invita a tus amigos a votarte.

¿Hasta cuándo se pude subir fotos?
Hasta el jueves 30 a las 23:59 horas.

¿Y votar, hasta cuándo podrán votar las fotografías?
Se cerrarán votaciones el domingo 2 de junio a las 23:59 horas. Y el escrutinio será inmediato.

¿Y si hay empate entre los que consigan más Me gusta?
En este caso, y sólo en este, sortearé a Paquita con la tecnología más puntera jamás vista en el 2.0

Una cosilla más...¿Por qué no tiras de sorteo como todo el mundo y te dejas de historias?
Porque random me odia tanto como yo a él...y porque, qué narices...esto es más divertido.




Agradecimientos infinitos a la ARTISTAZA que tejió a Paquita, que leyó previamente todos los episodios de la misma para captar el espíritu de la Cuchillos, y vaya si lo consiguió, ¿no os parece?
Gracias Carmen por ponerte manos a la obra con esta locura de encargo y lograr, con esas manos mágicas que solo los grandes artistas tenéis, a nuestra Paquita.








Nota: Como no se pretende obtener mails, ni followers, ni fans (le estoy cogiendo gustillo al número sexy de seguidores de mi página del face, jeje), niná (vamos, que nadie me paga por esto), se limita el envío de Paquita al territorio español.

20 de mayo de 2013

La madre modo.


Según el modo, el tono o la intención, la madre puede ser de distinta forma. Procedamos a analizarlas.

La madre subjuntiva

Esta madre que hoy desarrollamos para su posterior identificación entre la manada, allá en las praderas de la puerta del cole, se caracterizará por su complejidad, ya que en ella es todo deseo, duda y posibilidad, poco dada a la acción verdadera.

Para hacer boca y ya de entrada diré que se trata de la madre virtual o irreal. Empezamos bien.

Madre subjuntiva en su versión presente es aquel cuerpo anclado a la verja del cole lanzando anhelos y probabilidades varias a sus vástagos como si no hubiera un mañana.

-Que te vaya bien el día, cariño- puede ser un gran ejemplo.
-Que estudies lo justo y aprendas mucho..- un deseo y una posibilidad ¿cómo se os quedao el cuerpo?

No será peligrosa, como mucho cansina y más cuando la sufráis en tiempo cojonero, la llaman Pretérita Imperfecta y os llorará con un continúo si estudiaras o estudiases más mejor. Su prima la Pluscuamperfecta, con su tono quejicoso aún puede ser peor. Difícil de soportar más de diez minutos. Es la madre del remordimiento. El ojalá que irá siempre de su mano...una pena. Toda ella.

Podría tratarse de Pretérita Imperfecta, aunque a su deseo le haya aplicado en indicativo en todo el cogote.


En su versión futura tiene poco futuro y se encuentra en peligro de extinción. 

La madre indicativa

Esta madre es la envidia de toda subjuntiva. Es pura acción. Si habla, habla, y si calla, calla.
También llamada madre Bond. Su pensamiento será obra y acción. En un ipso-facto.

En su tiempo condicional, que ya de entrada suena a prisión preventiva, la condicional suena a incertidumbre... Unida en santa oración y de forma perfecta a una subjuntiva en su versión pluscuamperfecta, puede salir de ella las frases más molestas jamás escuchadas:

-Si hubieras estudiado habrías aprobado.

La madre imperativa


La madre imperativa es la también llamada puntoypelota. Esta madre no sugiere, impone. En su gesto, su dedo levantado y su ceja arqueada tendrá el acento.


-Estudia!!


Y tú ¿qué grupo te pides?? 

15 de mayo de 2013

PARA TI.



Esta breve entrada se la dedico a mi mayor fan. Al que me sigue de forma más fiel, el que me lee todos los días, hasta en los que no publico, el que lleva recuento de los comentarios y de visitas, el que me promociona mejor, el que cuenta orgulloso los disparates de la que escribe.

Para tí, PORQUE TE QUIERO, y poque quiero estar contigo el resto de mis días...


GRACIAS POR ESTOS 17 AÑOS DE FELICIDAD.

Gracias por ser tú.
Por soportar mis locuras, 
mis subidas...
y mis bajadas.

Y porque de algo tan bueno tenía que nacer algo mejor,
nuestras peques.

¿Tú crees que toda esta gente cabe en casa?
 Estoy preparándolo para cuando vengas de trabajar...




13 de mayo de 2013

La fontana di merdi.

Sacado de la wiki


Tiene mi odiado parque una fuente tan perniciosa como fea.

Allá cuando el arquitecto y el ingeniero tuvieron a bien construir una horrible fontana en pendiente y a ras de suelo, tenían que estar en horas de muy bajo ingenio. Os invitaría a verlo si no quisiera mantener mi intimidad resguardada en este relativo anonimato que me reconforta en cada entrada.

La fuente  está compuesta por una especie de fosas de color marrón caca, con dos chorros de agua en cada una de ellas y un desagüe o coladero en la parte baja, para supongo, ir pasando agua de foso a fosa gracias a al pendiente, a la gravedad y a la madre que parió a panete (friquerizo, me la quedo). Sigue.

Tiene mi barrio la cualidad de ser ventoso puñetero, y aquel ingeniero y su amigo el arquitecto, en aquellas locas horas de guiño al mal gusto, tuvieron a bien decorar el barrio con árboles de hoja caduca. Los mismos y desde el principio sufren de alopecia y caspa. Por lo que cualquier estación del año cubre de manto hojaresco las calles de este mi barrio, que diría el Fary.

El viento, juguetón, empuja y juega con ellas al pilla-pilla, formando remolinos, bucles e incluso tornados, para dejar su torbellino refrescar ¿dónde?, en el desagüe de las fontana di merdi.

¿Resultado? Desbordamiento de segunda fontana y medio parque inundado.

No contentos con la tremenda obra de arte, decidieron poner vallitas liliputienses a los fosos, tan inútiles como espantosas. La incógnita sobre su colocación bien podría ser uno de los secretos mejor guardados del mundo:
¿Hacer más puñetera la caída en la fosa?  ¿Servir de asiento y trampolín al niño incauto que se siente sobre ella? ¿Atrezzo?

No conozco infante que no se haya dado un chapuzón involuntario. Hasta a un niño de comunión vestido de almirante he visto sacar de sus cloradas profundidades, con todos su galones haciendo aguas.

 Y sí. Mis hijas también. Seis años seis hemos tardado en bautizarnos en las turbias aguas de la fontana.

La otra tarde, Berrinches, con todo el berrinche que fue capaz de generar, vino al banco donde placenteramente leía la que les narra, pisando con un fatídico chof-chof, filtrando agua a través de su mochila y seguida de un halo acuoso que caía, cual catarata, de su vestido.

Según mi hija, relatando el hecho entre lágrimas y lamentos, se le "resbalizó" la mano mientras estaba sentada en el cercado de la fosa y cayó de nalgas, en un preciso carpado hacia atrás tan húmedo como mortal.

Quede inaugurada la fuente, ele.






8 de mayo de 2013

La encomienda



Verán ustedes, hasta hace unos meses no era muy dada a creer en maldiciones, como mucho encomendaba mi suerte al pensamiento positivo y al universo. Pero últimamente estoy de un supersticioso que asusto.

Es tal el estado de enajenamiento mental en el que me hallo por esquivar al mal fario, que un sólo viaje a Granada, una sola salida en mis circunstancias, haría de mí la mujer romeral.

Tengo últimamente una preocupante adicción a un horóscopo que me tiene sugestionada y sorprendida a partes iguales. Lo acierta todo, si me dice que los astros los tengo alineados mi día será anodino con vestigios de esperanza ; si me dice lo contrario, mi jornada será igualmente aburrida. Qué poder de precisión

Además, desde hace unos meses, no hay pestaña que me caiga que no sople con un deseo prendido en su ligero folículo. No creo que haya mujer en el mundo más feliz ante una alopecia pestañil tan galopante.

Ni hablemos de las bolitas de semillas que traen los días ventosos. No me corto, esté acompañada o vaya sola, la suerte ha venido a mí y no se desprecia. Soy la estúpida que baila al compás del levante más puñetero para atrapar la liviana florecilla y que tras desear con toda la fuerza del universo, soplo, viento a favor, para que prendida sobre sus semillas germine mi buena nueva.

En días estúpidos las ventilo con viento en contra, que con suerte, me vendrá de vuelta para anhelar nuevamente.

Pues no soy yo nadie deseando.

Pero esta mañana he recibido un mensaje que me ha puesto los pelilllos como escarpias y ha provocado que a la imprudente hora de las 7:30 haya whatsappeado a mis amigas una cadena de promesas afortunadas acompañada de emoticonos de bolsas de dinero y tras ellas, una amenaza. Sin pensármelo dos veces, y después de pedir disculpas varias veces, he seguido la cadena.

Yo. La que odia al emoticono tanto o más que al encurtido. Yo. Dios mío, sí, lo he hecho.

Para esto he quedado señores. Para encomendarme a un mensaje que tiene como máximo valor el tiempo que le llevó al insensato de su creador copiar tanta bolsa de dólares una tras otra. Calculo por sus siete líneas que varios minutos. Si además le sumo la desonfianza plena que le tengo a este tipo de mensaje cadenoso, ya que creo que en sus entrañas e intención generadora lleva embebido un virus malísimo que te deja el móvil para un reserteo profundo, un golpe seco en su canto izquierdo y en mecachis eneltrés mecachis, tiene mérito que lo haya cumplido. A rajatabla.

Si todavía recuerdo la risa que me dio la carta de la peseta que encontramos un día en el buzón de casa, cuando aun no existían mailes y me peinaba la pelusilla del bigote.

Ea.

Me ha castigado el destino o aquel mardito parné que me dio para comprarme un chicle de peseta, tan duro como insípido.

Por eso, por la crisis, por mi hartazgo general y porque yo lo valgo, no tengo el cuerpo para maldiciones gitanas. Háganme el favor de darme sus bendiciones.








2 de mayo de 2013

La mala madre.




El día que decidí ser madre fui una inconsciente. Porque aunque tengo buena voluntad vivo en un despiste continuo. El día que no recuerde alguna función vital me moriré y punto. Tan simple como profundo.

Cuando deduje que sería mamá, hice algo absurdo visto desde la perspectiva del tiempo y la experiencia, tirar de manual. Me compré un libro para dummies sobre el embarazo. 

Mi conversación en todas mis pausas-café fueron monotemáticas: al  "que buen tiempo hace" un "maxicosi sí, maxicosi no"; al "buenos día tenga usted" un "...y lo acostaré todas las noches a las 20 horas"; al " cómo me pica la nariz un "...y todas las tardes iremos a nadar"...  hasta que me confirmaron que traía al mundo dos churumbules. Entonces, y sólo entonces, enmudecí.

 No encontré la guía de embarazo gemelar para dummies. Temblé.

En cada felicitación, beso y enhorabuena que recibía, intuía cual bofetón telepático, la compasión del emisor que intentaba vilmente camuflar su sentimiento con un mensaje repleto de palabras tan cumplidas como vacías de razón.

Más tarde entendí, que no existe manual de instrucciones para esta embarazosa empresa, ya que no existe niño complejo sino madre complicada, pero esta verdad tan grande me llegó cuando la vida se empeñó en mostrarme mis flaquezas en forma de colleja.
La última la recibí esta semana. Olvidé que era el día de la foto de la orla. ¿Puede ser mi memoria más infame y despreciable?

No recordé que debían vestir la horrorosa camiseta del cole, me largué al trabajo sin peinar sus melenitas cocoguás, sin prender lazos de color rojo en su pelo.Y me arriesgue, de forma insensata, a que el padre dejara en manos del azar la elección de lazada, y éste entiende de casualidades, pero de tonos poco (el azar, claro)

Pero no crean que fui consciente de mi error a media mañana...ni siquiera a media tarde ¿falta de aptitud o de ingerir ginkgo biloba a granel? ¿carencia de ambas?..ni cuando al recogerlas todos los niños de infantil, todos, vestían las feísimas camisetas oficiales ¿falta de cualidad observadora, falta de visión, carencia de ambas?...la colleja me la dio mi hija al decirme orgullosa que le habían hecho la foto de la orla. 

Fue entonces cuando sentí un zas en todo el pescuezo.

-Noooooooo -grité al cielo, al infinito, al final del pasillo y al ujier que pasaba por mi lado.

El grito de horror paralizó mi camino, mi biorritmo y el paso del conserje.

-No te preocupes mami, una mamá del cole me ha puesto una camiseta, hasta me ha vuelto a peinar -dijo una de mis hijas, mientras intentaba animar a su resquebrajada madre.

Hecha añicos y como pude, recogí del suelo mis trozos de mala madre, para guardarlos en una bolsa  e intentar recomponer lo que sin duda perdí un día lejano, el molde de la buena madre.

Y con esta hechura, esta mala conciencia y mi peor memoria, emprendo el viaje de ida a la perfección sin retorno, con toda mi mejor voluntad en la mochila y unas cuantas vitaminas.

Seáis del club de madres que seáis, de las buenas, de las mediocres, de las malas o simplemente del que somos todas, de las que lo intentamos hacer tan bien como podemos, feliz día de la madre.







23 de abril de 2013

La cena y la madre puntoypelota.



Suele ser la cena un momento de sentimientos enfrentados.

A la noble hora de las 20:30, mi ánimo y mis fuerzas están con la luz de reserva encendida y al párpado al punto del esguince muscular.

Las revoluciones generadas por mis hijas, a esas prudentes horas, suelen estar como cuando vas a 90 km/h y en segunda, ruidosas.

Tiene esas noches cojoneras la cualidad de ser el día que te quedas sin estrellitas blancas para la sopa y sólo tienes de colores, para que devenga de la forma más absurda una hecatombe tan irracional como desquiciante.

Si a esta desastrosa causalidad le unes pescado blanco de segundo, señora mía, estás perdida.

Verán ustedes, acumulo en mi haber treinta y muchos años, no están todos los que son, pero son todos los que están, y creía que había sufrido, vivido y disfrutado todo tipo de conversación, pero creanme que hallar un hilo conductor sobre la estrellita de color y la estrellita blanca; la sinrazón de la repugnancia al colorismo; berrinches y preguntas...para esto, queridas, no estaba yo prepará.

Quién me mandaría a mí ser colorista, ay.

Y yo sé que esto, léase que mis hijas coman poco y mal, me viene en forma de castigo divino o del destino, que te las devuelve con efecto boomerang dónde y cuándo más te duele. Porque a infante puñetera no me ha ganado nadie ¡no señor!

Todavía con 18 años las lentejas me deban naúseas, me tragué mi primer garbanzo a los 24 y a día de hoy, no me hagan repetir la edad, no he probado una cereza porque tiene hueso y esto me lleva a la mayor de mis aversiones. Las olivas. Puaj. 

Así que...¿por qué narices hago debate sobre el color de las estrellas?

¿Cuál es la razón de mi disgusto: educar; razonar estupideces; desvariar; lijar el ánimo hasta el punto del desgaste??

No señoras, la razón es ser madre puntoypelota.

Este tipo de madre es la antigua porquelodigoyoypunto que ha evolucionado como Pikachu, y ha acortado caracteres para poder tuitear su identidad sin que la corten, porque si algo irrita a la madre puntoypelota es:
-Una interrupción en su monólogo.
-Un debate sobre el menú.
-Un escolimado frente a un plato de comida dando arcadas.

Un halo de inteligencia, tan fugaz como productivo llegó a mí, y me hizo recapacitar si aquella star wars merecía la pena...por lo que, sin que sirviera de precedente, me olvidé de mi lado oscuro y acordamos un nipatí-nipamí, medio plato de sopa y el pescado. Y en falsa calma y tras dejar un firmamento de estrellas en mesa, azulejos y plato, tan naif como comestible, nos retiramos al baño a remojar los ánimos.



15 de abril de 2013

Aquellos maravillosos años.


A una amiga la han incluido en el grupo de whatsapp de las mamis del cole.

Ahhhhhhhh!!!!


Cuenta mi amiga, que el día que le preguntaron en un cumple, ante la atenta mirada de 25 madres, si quería entrar en el grupo y contestó con un NO como una catedral, el mundo dejo de rotar durante algunos segundos y le picó la mejilla derecha. Mucho. Le suele pasar cuando se siente observada. Y jura que hasta las piedras la miraron.

Tras notar cierto resquemor en el ambiente le preocupó que aquella anécdota que le había puesto la medalla de "la poco o nada social" de por vida...o de por curso,  afectara de alguna manera a su pequeña y a la actividad extraescolar, bastante activa, todo sea dicho.

Veréis...el problema no es de las mamis del grupo del whatsapp, el problema es de mi amiga, a la que el zumbido del móvil le distrae. Y además, ya que hablo de ella,  es que no es muy social. Le aterra hablar con una señora de la que no sabe más que su número de teléfono termina en 54 y que tiene 10 flores en su estado. Dice muy poco de nadie esos datos.

Mi amiga me contó entre lágrimas que no sabe como callar al bicho...que acumula cerca de una centena de mensajes sin leer y aunque lo silencie, zumba...la pobre, está al borde de la locura.

-Mari -le dije harta de sus lágrimas- es que eres un pelín insocial...¿qué mal te hace unas risas?

-Tía, el motivo de este grupo es "la fiestuki" -me dijo de forma literal-  Y puedo seguir... cuelgan fotos de partos y de caras de madre recién paridas expresando toda su felicidad entre sudores y pelos pegaos a la cara...y después le siguen decenas de mensajes con emoticonos lanzando corazones por la boca o por los ojos.

-Hostias Mari, qué putada -pude articular con mi habitual empatía.


Mi amiga echa la culpa a la tecnología y al progreso, es muy antigua. Dice que a su madre, estas cosas no le pasaban. Y que el trato normal de madre a madre era el que se tenía en la puerta del cole, cuando te decías las cosas a la cara, sin emoticonos que lo expresen, cuando te reías con carcajadas sonoras y sin necesidad de ponerte amarilla y llorar ríos por las comisuras de los ojos o cuando criticabas a la Puri sin necesidad de incluir un demonio pintado de rojo en la conversación...

Y le di la razón. Quizás porque las rarezas unen, quizás que como mi amiga, soy un pelín vintage y echo de menos aquellos maravillosos años en los que las mamis de tus compañeros no eran más que las madres de tus amigos del cole.






11 de abril de 2013

El ombligo


Si son Adán y Eva, el hecho de descubrirle el ombligo me  tira los palos del sombrajo.

Mi madre siempre cuenta entre risas la conversación que tuvimos una prima y yo cuando teníamos la friolera de tres y cuatro años, ella, que era más pequeña que yo, me confesaba tener un agujerito en la barriga, y una, que siempre ha sido empática y avispada a partes iguales, le confesaba con los ojos como platos y la boca abierta, que también lo tenía, como si aquel hubiera sido el descubrimiento más maravilloso jamás manifestado...evidentemente llevaba meses sospechándolo...

Ese agujerito es la conexión física que te sellará de por vida con la que te parió, que no siempre será tu madre.

Durante nueve meses será cordón que se usará como cuchara para darte de comer, sin gilipolleces y sin aviones ni coches que entran en cocheras, porque sí señores, gracias al ombligo, entre otras muchas cosas, el niño en el útero materno se deja a la naturaleza, sin pedorretas...y si su madre come pollo, pollo, y si come coles, coles...ya si eso le propinará unas patadas donde más le duela a la madre, cien mil veces más efectivo que el gotelé de papilla, ¿no os parece?

El resto de nuestros días será una cicatriz, que te servirá en tus primeros años de vida para confesar su descubrimiento, más tarde para llenarlo de agua cuando te bañan, para encalar canicas o para hacer de boca si se pinta usted unos ojos en la barriga, yo que sé...pero cuando llega la edad adulta, en esta pequeña parte del cuerpo, a determinadas personas se les desarrolla una cualidad más insoportable que extraña.

Si señor, donde unos albergan pelusillas, para otros es su punto de apoyo ¿o donde se creen que se equilibra un ego desarrollado de más? Evidentemente en el ombligo.

El ser humano es una caja de sorpresas, y aunque, en principio, físicamente todos tenemos la misma cantidad de órganos (o casi todos), no nos regimos por el mismo.

El español, idioma fácil y lógico para todo castellanoparlante que se precie, tiene en su haber calificativos para todo tipo de persona regido por un órgano: el cerebrito lo estará por el cerebro; el visceral por las vísceras; el apasionado le puede el corazón... ríete que a los menudillos los llamen partes blandas...partes fuertes deberían llamarse.

Pero para el egocéntrico que sufre de ombliguitis, todavía no existe adjetivo corporal, bastante tienen con lo suyo, pensará la Real Academia...

Pues bien, los que se rigen por el ombligo tienen ese gran defecto, pensar que el mundo gira alrededor de él mismo, y no hay más vista ni más dicha que contemplarse el agujerito y de soslayo rápido, lo que pase por su costado.

Este tipo de personas no reconocerán un error. Jamás. Les tiraría el ombligo para dentro de tal forma que se crearía un agujero negro en lo que antes era su presencia humana, por lo que estar cerca de un ego tan centrado en si mismo resulta dañino, incluso tóxico...no quiero pensar si se creara un vacío oscuro...quién sabe, lo mismo tras la implosión se encontrara el tan buscado Bosón de Higgs...

No encuentro remedio alguno para el que lo sufre de cerca más que alejarse lo máximo y confiar que el bosón se lo trague...porque no creo que nada tenga más peligro que un egocéntrico poderoso...¿recuerdas en torno a qué gira su mundo? Pues eso. Cuidadito que andan muchos sueltos...





7 de abril de 2013

Series de mi vida 11.

Avisadas estáis en la primera línea, este es el último episodio rosa-empalagoso de la temporada.

Si hay alguien en la sala con riesgo de hiperglucemia recomiendo el chute de insulina cerca...prometo ser dulce hasta el punto del mareo y la locura para siempre jamás.

A ver señoras...durante meses he estado hablando de las series que ven mis hijas...de si hadas que cagan purpurina, que si monstruítas fashion girls, que si en el nombre del amor y demás tontadas, pero seamos serias...¿se nos ha olvidado quiénes somos y de dónde venimos? 

¿Acaso hemos olvidado, niñas de los ochenta, que esta serie contiene asssúcaaarrr para enloquecer a un ser humano e idiotizarlo de por vida...? Pues lo confieso, YO LA VI.



Candy-Candy
Y además me voy a sincerar, así, a lo bonzo, yo lloré cuando murió Anthony. Mucho. Tanto o más que cuando murió Chanquete. Os lo juro.

La serie trataba de una huerfanita cuyos ojos le cubrían la mitad del rostro y que tenía la inquietante cualidad de tener tres pupilas que se encendían a fogonazos cuando se emocionaba que la hacía más cándida si cabe, deduzco que de ahí su nombre.

Candy era buena amiga, divertida y fiel (mira, como Rommy, la señora de Willy Fog) y se enamora, en la colina de Pony de un "príncipe" que resulta, con el tiempo, ser el tío de nuestro adorado querubín de ojos tripupilosos, Anthony

 Sí amigas que os escandalizáis con hadas que vuelan en minifalda, Candy-Candy se enamoró locamente a los 10 años, a los 12 ya salía con Anthony y poco después enviudaba...y si eso no es ser precoz, que venga Dios y lo vea...En aquel episodio por casi me revientan las anginas por intentar ocultar el llanto a mi madre, que preocupada por mi enganche televisivo, veía con ojos de "umm, no sé" la serie de las series. Me libré de su prohibición por tratarse de dibujos...ay, mamá, mamá....

Aquella historia de amor imposible me hizo callo en el corazón.

La pobretica de Candy, se olvidó de Anthony cuando conoció a Terry, el yang del rubito,  pero que molaba mil, por malote y moreno y con el que tampoco pudo casarse.

En cierta forma, la niña de las tres pupilas era más gafe que rubia. Por donde pasaba dejaba una estela purpurinosa de muerte o a un lisiado detrás: Anthony, Susana...sus padres.

Muchos soñamos con el final feliz...pero lo que hizo grande el serial, fue el desgraciado destino de Candy, empeñado en ponerle la pierna encima...


Fogonasos de pasión

Y la serie más rosa que tú recuerdes ¿cuál es? Cuenta y busquemos entre todos una explicación a las Winx...


4 de abril de 2013

El Amorado.



No me negaréis que ser madre es como estar en la casa de Gran Hermano, todo se magnifica.

El dolor de un hijo te duele a ti más, las alegrías las disfrutas el doble, las rabietas las sufres de manera proporcional...

Hace poco, me preguntaban si de verdad no había tenido, de forma fugaz, leve, pero sentido al fin al cabo, en un momento de agobio o estrés enloquecedor, el pensamiento de que sin ellas estaría mejor. Y no. Verdad es que me lo preguntó alguien que no es padre...porque no me cabe en la cabeza pensar eso, al menos de momento, cuando llegue la temida etapa espinilla ya veremos.

Que nos cambia la vida, y que el día que cierras la puerta de tu casa y te abren las del paritorio ese día desapareces del mundo como "una" y te conviertes en "erase una vez una señora a un niño pegado"...pero tan ricamente que lo haces todo, y todos tus valores, metas y objetivos caen cual castillo de naipes, el niño o los niños llegan como ventisca que tambalea tus cimientos o como una ola, de fuerza desmedida... Pero qué feliz que eres. Sin ironías.

Pues bien, una, que peca de ser corriente-montonera con gracia, eso sí, se siente pava e incluso orgullosa cuando ve que los bellezones que tiene por hijas, porque lo son, se están convirtiendo en unas rompecorazones.

Como veis, la objetividad y la falsa modestia viene de serie al adquirir, en este caso parir al niño.

El otro día, en el coche, mientras que mama mediocre conducía camino de la casa de la abuelita, mis hijas mantenían un balance de rechazos a su favor, que me dejó, cuanto menos, asombrada. Con seis años han rechazado más que su madre en toda su vida, y en vez de sentirme fea, me sentí orgullosa. Que conste que la palabra rechazo no me gusta, pero es que es la que usan ellas...lo sé, estas niñas ven demasiada serie glitter.

Pero desencajada me quedé ayer en el supermercado...y muerta de la risa, las cosas como son, cuando una vecina me confesó el amoramiento que siente su niño por mis hijas.

Lo gracioso del tema, es que el galansote tiene tres años, considerando que mis peques tienes seis, simplemente es un valiente, porque cuando tenga 33 y ellas 36 tan sólo serán tres años...pero ahora mismo le duplican la edad.

La madre del falleninlove asegura que no las distingue, por lo que esta enamorado de un tándem inseparable (Berrinche y Coletillas), que echa de menos (según me confesaba) entre suspiros cuando ve la televisión o camina por la calle:

-Echo de menos a Berrinches, ay...y a Coletillas también, hace mucho que no las veo.

La etapa niño también es Granhermaniana, el mucho posiblemente sean horas, pero tooodo se magnifica cuando eres pequeño y está enamorado ¿o no?

Lo que más enfadaba a la madre del estado de ensimismamiento, me contaba mientras me mostraba incapaz de contener las lágrimas de la risa, es que ella sabe cuándo están cerca mis hijas porque su niño empieza a hacer caras raras, y a decir cosas extrañas y cuando las Glitter están al lado, se mete en cualquier rincón en el que esconder su palpitante corazón de amorado, con la excusa de que está cansado...la emoción de ver a sus amadas le embriaga. Qué romántico.

Y digo yo...¿esto pasaba antes o es cosa de la evolución que un retaco galansote de tres años caiga en las redes del amor?








26 de marzo de 2013

Chicas Glitter.




La evolución, el paso del tiempo y los dibujos de las Winx tienen la culpa. Lo sé.

Sí, si Darwin levantara la cabeza respiraría aliviado al ver como unas niñas antaño rosa-góticas pueden evolucionar en niñas glitter, sin retorno, como toda evolución.

Ay ilusas que andáis llorando por las esquinas maldiciendo hablando de los Singerjuegos, ExplotaDoras, Casas domóticas de Ratones antaño simpáticos y un largo etc hasta las Montes Jai y demás pedantes...con los seis años llega la etapa glitter y a ti te salpicará la purpurina ¿que no?

Las series Disney y las que no los son, llegan a sus vidas, y tú, madre preocupada, debes saber qué es lo que ven tus retoñas, por lo que en los momentos de asueto, deberás sentarte y echar a perder tu, ya de por sí, deteriorada mente.

Cualquier historia de "amorados" a mis hijas, de entrada, las derrite, si a este pastoso ingrediente le añades un poco de baile, un poco de cante y al imbécil proforma de toda serie de pro, el éxito está asegurado.

Considerando que se parten el ojete con las gracias del tontuelo, que entonan tooodas las eses silbantes (aká ces y zetas) de las canciones de Violácea y que se mueren por hacer fiestas ante cualquier fenómeno, ya sea la primavera, ya sea el pijama...el asunto estará tornándose brillante-porculero a partes iguales. Lo peor, no mejora,  porque se dirigen, sin frenos y con viento a favor hacia la etapa espinilla. Y la temo. Tengo miedo. Mucho.

¿Cómo identificar si tu niña está en la etapa glitter?

No siempre llega a la temprana edad de seis años, con suerte aparecerá a los siete, pero será inevitable, el rosa como color preferido, el brillo de labios como imprescindible, el bolso, las tarjetas de amistad a las amigas, la purpurina en los mensajes y las pegatinas como la mejor forma de lacrar un sobre es un claro detonante.

El siguiente es un claro y absoluto cambio de expresiones, donde antes había un "mamá, mi hermana me ha pegao" pasado por purpurina es un "mamá, mi hermana ha herido mis sentimientos" y las partículas de glitter  que despiden te entrará en el ojo para dejarte llorosa para una temporada o para siempre-jamás, quién sabe.

En esta empalagosa etapa, existe el riesgo que tú, madre locuaz y absurda, hayas invertido en unos tacones para disfrazarlas de gitanilla. Error. Esos zapatos rojos a lunares blancos serán la causa de todas las disputas mañaneras, porque una niña afectada por la purpurina, ve como lo más conjuntar la falda de cuadros del cole con los zapatos de lunares. Y lo peor de todo y el motivo por el que puedes perder el sueño, su padre no se negará a ponérselos.

Espero superar esta etapa como una campeona, porque es nueva, yo no la viví...o sí...¿será una consecuencia de haber padecido glitter la falta de memoria selectiva que sufro sobre la nombrada etapa? Porque tengo el vago recuerdo de ir a comprar Casera montada sobre unos tacones moteados...o quizás se deba a cuando gaseosa a cuestas, con mis frodo-pies del 33 encajados en unos tacones del 28 me pegué la leche del siglo...no lo veo claro...


23 de marzo de 2013

Domingo de Ramos again.


El día grande se acerca, señoras del levante, del poniente español y resto de la península. Las vacaciones de Semana Santa están aquí, y previo a ello, el Domingo de Ramos.

      
Muestra verídicas de palma bebé, mini palma y a sus palmas
Foto 1: No se ve, pero llevaba dos palmas en el trailer gemelar. Palabrita.
Foto 2 : Mini palma o palma chupa-chups.  Para niños empeñados en contrariar a abuelas que desean tamaño infante.     
Foto 3 : Palma infante o palma florete, también puede ser jabalina y boomerang, según el uso y el lanzamiento que se le dé.                                                                                                     

Además de un robot spamero que últimamente visita mi blog y me deja unos comentarios de lo más anglosajón, de allende los mares y de donde no es allende, llegan personillas con dudas sobre palmas y el domingo en cuestión, por lo que he decidido aclarar dudas, dándomelas de  conocedora en tendencias en palma sólo porque vivo en la ciudad de las palmeras. A valiente no me gana nadie.

Señora o caballerete que llegó preguntando:

-Palma rosa para Domingo de Ramos- y acabó en el blog de la de Babia....lo siento, hasta el día de hoy, las palmas son color vainilla suave. Como mucho, y si es usted más bien rústico, puede cortar una palma de su palmera habitual y llevarla en tono verde.
Yo no lo aconsejo, ya que por regla general, las palmas suelen terminar en pincha traicionera, y puede usted acabar la jornada con varios globos oculares colgados de su palma, cual árbol navideño...no sé, mejor color vainilla suave, que denota la ternura del proceso artesano de la palma blanca y no tiene tanto peligro. En cuanto al tono rosa, ni en azul, ni de glitter, el color vainilla es la tendencia dictatorial y punto. Créanme que atando una lazada en el tono de su conjunto, ya sea rosa o con estampado de leopardo, irá usted hecho un querubín, hágame caso, el color vainilla suaves es agradecido.

En cuanto a las fotografías, ya el año pasado hice un reportaje en el que informaba de los tamaños y formatos recomendados para una madre según edad del infante. Recomiendo su estudio y análisis si quiere lucir usted, señora, como una madre perfecta en tan señalado día. Y siga los consejos, incluido el olvido fortuito en terracita de la palma infante, si no es usted una madre clásica que gusta de colgar la palma prendida de los barrotes de su balcón hasta el año próximo...yo, directamente opto por la mala memoria.

El resto que habéis llegado con las siguientes dudas:
-Domingo de Ramos; Ramos de palma; Si no estrenas en Ramos: Palmas para Ramos; Palmas de palmera y un largo etc
Sinceramentre espero haber cubierto de información vuestra incertidumbre...tan sólo una cosa, he hecho un trabajo de investigación y os aseguro, palabrita, que si no estrenas simplemente no estrenas, la manos no se caen. De nada.

No conozco las costumbres de otras ciudades, pero en mi ciudad, llueva o truene, en Domingo de Ramos se estrena el calcetín tobillero y la media calada. Y esto es así por los siglos de los siglos. Por lo que los años en los que por capricho de la luna, sufrimos disfrutamos de un Domingo de Ramos en un marzo temprano, la piel de gallina y los pelillos como escarpias son un it en todo conjunto primaveral que se luzca.

Como buena madre costumbre que soy, mis hijas estrenarán conjunto, calcetín calado, palma con lazada y resfriado, y aquí una, desafiará al refranero español por la mierda de gracias a la crisis.

Que tengáis un feliz Domingo de Ramos.





20 de marzo de 2013

Afecáncer


Llevo varias semanas desconectada, la primera porque estuve fuera de España y la segunda porque me ha costado ponerme al día en mis rutinas, esas que tanto odias y que tanto echas de menos cuando no las tienes.

Desde hace unos meses deseaba contaros algo, ni siquiera me he planteado una sección seria para ello, entre otras cosas porque el objetivo de este humilde blog es divertirme escribiendo y que alguien lo haga al leerlo, pero como es mi pequeño rincón desde donde me expreso, no podía desaprovechar la oportunidad.

Quizás, al conectar ayer por la noche con el 2.0 y el enterarme de esta triste noticia a través de Matt, me ha ayudado a considerar oportuno contarlo.

Mi trabajo actual me ha regalado una de las cosas que más valoro en mi día a día, y ha sido y es conocer y rodearme de personas maravillosas. En ocasiones, bastante a menudo, cuando la rutina me ahoga con algunos pormenores tóxicos cercanos, que también los tengo, el recordar a esas personillas tan importantes en mi vida me liberan de esa asfixia pasajera. Gracias a una excelente compañeramiga, conocía hace unos meses la existencia de esta asociación, AFECÁNCER,  cuya misión me emocionó.

AFECÁNCER es una asociación formada por familiares y enfermos de cáncer de Torrevieja, que de forma ALTRUISTA invierten su esfuerzo en AYUDAR a quienes lo padecen.

Qué queréis que os diga, que en la época en la que vivimos las palabras INVERSIÓN de ESFUERZO vaya unida a ALTRUISMO y a AYUDA, me emociona. Sí. Me pone los pelillos como escarpias.

El zarpazo del cáncer me arrebató hace unos cuantos años a varias personas a las que quiero y echo de menos, cada día, razón de más para hacerme eco de esta gran labor que están llevando a cabo en Torrevieja, os dejo el enlace a su web, porque nadie mejor que ellos para contaros su cometido.

Actualmente apoyan económicamente a siete familias de Torrevieja, ayudas muy modestas, según nos cuenta el gerente de AFECÁNCER, ya que carecen de fuentes de financiación pública. El dinero de las mismas es recaudado céntimo a céntimo a través de huchas que tienen en diferentes puntos de la ciudad, por donaciones de particulares y cuotas de socios.

La ayuda llega a aquellas familias que puedan justificar documentalmente, a través de un informe del trabajador social de zona, que están en situación de riesgo de exclusión social.

Quizás el apoyo económico sea pequeño...pero qué GRANDE es hacérselo llegar, pensé. Qué GRANDE es que aún existan personas dispuestas a REGALAR su tiempo, PROFESIONALES que velen por los derechos de los más débiles, en este caso, afectados por esta enfermedad, fragilidad, no solo física, sino también muchas veces económica...

Y es que la historia de la humanidad contiene párrafos escritos por enfermedades que afectan por igual a seres humanos, ironías, pero sin duda, se ceban con el más débil...y en ese punto es cuando pensé en quién debería velar por sus derechos y sin embargo quién lucha por que lo hagan realidad, quién pelea por un derecho fundamental....pero no voy a dedicar esta entrada a reivindicar derechos que considero innatos al ser humano ni a valorar conciencias....

...porque la entrada de hoy se la dedico a todos los VALIENTES  que LUCHAN por recuperar su SALUD y SUEÑAN con volver a su rutina diaria y a todos aquellos que AYUDAN por y para que así sea.